viernes, 19 de diciembre de 2014

meteorología dos

Hacía tiempo que no tomaba un taxi, pero el accidente que protagonicé con un amigo el mes de agosto pasado hizo que volviera a ese servicio de transporte público por algunos días, ya sea por la lluvia, ya sea por el apuro. No suelo hablar temprano por la mañana, la verdad es que me gusta el silencio y al subir a esos taxis pensaba cuántas cuadras tardaría el chofer antes de un “¡Pero qué clima! ¡Parece que lloverá todo el día!” “¡Estamos en octubre, pero parece invierno, no se puede creer el frío que está haciendo!”. Estas afirmaciones latían a la espera de un veredicto que las confirme, pero mi silencio como respuesta a esos irrelevantes argumentos las extinguió.

Alejandro Zoratti Calvi

No hay comentarios.:

Publicar un comentario